Muy buenas noches!!!
850 km, 12 horas, 3 fronteras, autopistas, carreteras, caminos de cabras, calentón del coche…pero gracias a Dios hemos llegado sanos y salvos a Bucarest!!Impresionante como se ha portado el autoclásico en nuestra última etapa, ha aguantado como un jabato y para él nuestro primer aplauso. No os imaginais lo contentos que estamos, finalmente hemos conseguido nuestro objetivo de llegar y mañana poder donar el coche en perfecto estado de revista y con alguna sorpresilla dentro que seguro serán de utilidad por estas tierras.
Esperamos que todos los equipos puedan llegar bien a Bucarest y poder disfrutar con todos la cena de mañana y porsupuesto las ansiadas copillas que simbolizan el descanso del guerrero. Os seguiremos contando.
Un abrazo fuerte,