Ya estábamos en camino…!.

A pesar de haber tenido este pequeño percance con la ventana del piloto del coche, estábamos muy contentas. Hemos tenido mucha suerte al habernos encontrado con Juan de talleres Morrison… si no llega a ser por él, a lo mejor tendríamos que haber salido otro día… o mucho más tarde.

Cuando nos pusimos en ruta, sacamos el manual que nos habían dado y nos pusimos a leer las pruebas… Que ataque de risa!!!.

Cada prueba que leíamos… era media hora de comentarios y risas…

Algunas de las pruebas son:
- Grabar en video el dar tres vueltas seguidas a una rotonda junto al coche de otro equipo
- Hacernos fotos con los policías de todos los países que vayamos cruzando
- Hacer un video mientras bailamos con cuantas más personas mejor en medio de una plaza
- Conseguir que unos gemelos se hagan una foto con el coche…

Uuuuf… con la poca vergüenza que tenemos nosotras… y… con algunas pruebas nos hemos puesto las tres a resoplar a la vez!.

En fin… intentaremos hacer todas las que podamos. Hay que intentar ganar este rally!!!.

Ah!. Una de las pruebas no la hemos hecho.

La mayoría de los equipos si, pero… nosotras no hemos podido hacerla. Consistía en plantar un árbol en Gerona el día 1 a las 12 de la mañana y… nosotras no vamos a ir, porque queremos avanzar todo lo que podamos la primera noche. Si nos quedábamos perdíamos un día completo y… la verdad es que… intentaremos hacer más pruebas, pero esa… no. Lo sentimos por la prueba “ecológica”, pero… a la vuelta ya plantaremos un árbol en el Retiro o… ya se nos ocurrirá algo…

De hecho a las cinco de la tarde ya estábamos cerca de Gerona. Hemos parado para comernos el bocata y estirar un poco las piernas.

No os imagináis lo rápido que se me ha hecho el camino. Íbamos hablando, cantando y leyendo las pruebas, asi que… sin darnos cuenta hemos cruzado la frontera, llegando a Francia.

Ah!. Cada vez que paramos en un peaje deben de pensar que somos “bobas” o algo así, porque… como tenemos la ventana del piloto rota… Titi (que es la que conduce) tiene que acercarse, pero no ponerse muy cerca, porque sino la puerta no se abre, salir del coche, meter la tarjeta, recoger el ticket y corriendo volver a meterse en el coche. Vamos… Todo un show!.

Titi conduce todo el rato…

Me ha contado que cuando tenía 16 años sufrió un accidente en el que casi se mata. Gracias a Dios solo se rompió los dos brazos y le dieron 44 puntos en la cabeza. Desde que aprendió a conducir, le da mucho respeto el ir dentro del coche y no conducir. No pasa miedo, pero… prefiere conducir ella. A Almu le da igual conducir, es más… prefiere no hacerlo.

Y… a mi… me encanta conducir, pero… si Titi lo pasa mal… pues… no diré nada hasta que ella no me pida que lo lleve… ya se cansará… no creo que se tire 15 días conduciendo…

Se nos hace raro que todo el mundo nos mire. Los otros coches se quedan mirando el nuestro cuando vamos en carretera, cuando paramos en gasolineras nos miran de arriba abajo y cuando llegamos a una ciudad “crujimos cuellos” … Jajaajjjajaaa!!!.

Pensábamos pasar la primera noche en Montpellier, pero… por el camino llevábamos una guía de Francia y Almu vio que cerca de allí había un pueblecito de pescadores muy “cuco”, asi que como no teníamos reserva de hotel, decidimos probar suerte allí y… si se nos complicaba la cosa para encontrar habitación, pues… tirábamos para Montpellier que es más grande y podríamos tener más posibilidades.

Cuando llegamos a Sete, estaba atardeciendo y… nos encantó!. Ahora solo nos quedaba cruzar los dedos y encontrar habitación.

Sete es un pueblecito típico de veraneo y nada más llegar nos dimos cuenta que nos iba a ser difícil encontrar hotel, estaba hasta arriba de gente!.

Pero… pero… pero… como somos una “chicas con suerte”, confiábamos en lograrlo.

Llegamos a un hotel… Completo!.
Localizamos un hostal… Completo!.
Fuimos a un albergue de jóvenes… Completo!.
Pues vaya!!!. Que rabia!!!.

Escuchamos a lo lejos una especie de “Verbena” y decidimos quedarnos, cenar algo y seguir hasta Montpellier después con más calma (aunque no teníamos mucho tiempo, pero… la música nos llamaba!).

En Sete no había ni un hueco para aparcar. Grrrrrrrrrr…!!!.

Subíamos cuestas… Bajábamos pendientes… y nada!. Finalmente después de 15 minutos, junto al canal una furgoneta con unos pescadores parecía que se iban!. Nos tiramos en plancha para hacerles señales y… Aparcamos el coche junto a los barcos.

Salimos del coche y… tachán!. Un hotelito delante nuestro…!. La ORCA AZUL…

Mientras Titi y yo sacábamos “la basura” del coche, Almu se acercó para preguntar si tenían habitación.

Cuando llegamos a la recepción del hotel vimos a Almu negociando, junto a una pareja que estaba allí y el Recepcionista… y de lejos nos dice gritando:

- Si estos imbéciles no nos quitan la habitación… ES NUESTRA!!! –

Jajajajajajjaaaaaaaaaaaa…!!!.

Menos mal que… en Francia muy poca gente habla español!!!.

La pareja desapareció y… Sebastián (el recepcionista) nos contó que tenía solo una habitación doble y… que nosotras éramos tres. Le rogamos que nos diera la habitación, y al final… a cambio de una compensación monetaria… aceptó.

Cuando subimos a la habitación, la cama tenía pinta de ser de matrimonio, pero realmente eran dos individuales unidas… en fin… es lo que hay!.

Eran las once de la noche y nos moríamos de hambre… como estos franceses son muy “especialitos” para comer y cierran las cocinas a nuestra hora de merendar… teníamos muy claro que acabaríamos cenando lo que fuera por la calle.

Después de ver la habitación y dejar nuestros datos… bajamos al coche y nos dimos cuenta que lo peor del viaje era lo que íbamos a hacer en ese momento… preparar lo necesario para esa noche y al día siguiente!.

Abre el maletero, saca todas las maletas, cada una abriendo la suya en medio de la calle, saca el neceser, la ropa para esa noche, el pijama, la ropa para mañana, los zapatos… ordena el coche, saca todo lo importante, el ordenador, el geolocalizador, los ipods, todos los cables necesarios para cargar las cosas… en resumen: un verdadero tostón!!!.

El hotel es… (a pesar de llamarse “la orca azul”) es… muy… muy… “belle epoque”.

Las zonas comunes son muy bonitas, la habitación no tanto… pero en conjunto es el mejor hotel del mundo por habernos “acogido” esta noche.

Salimos del hotel y… junto a la puerta había una especie de terracita que estaba llena de gente tomando algo. Le preguntamos al camarero si nos daba de cenar y nos dijo que NO, pero… con la misma pregunta… nos fuimos al otro camarero, acompañadas de una sonrisa de oreja a oreja y “ojos golosones” y… este nos dijo que… SI!. Jejeje…!!!.

Al final nos salio todo redondo. Aparcamos el coche en la puerta, encontramos hotel, cenamos fenomenal y… nos encontramos a unos tunos antes de irnos a la verbena!.

Cruzamos el canal, siguiendo la música y… nos encontramos a un montón de gente alrededor de la cantante y el músico, sentados… y sin bailar.

PERO QUE ES ESTO!!!.
Estos franceses son la bomba!!!.
Esto hay que solucionarlo rapidito…!!!.

Según llegamos, nos quedamos mirando como el resto de personas que había allí, pero a los cinco minutos… los hombros se nos movian solos, los pies iban al ritmo de la música, los brazos tomaron vida propia y… a bailar!!!.

Las tres xploradoras y… una señora muy borracha que se nos unió… nos pusimos a bailar en medio de toda esa panda de sosos que nos miraban como nos lo pasabamos genial. Total… que más da!. Si ellos disfrutan sentados… nosotras disfrutamos más bailando!.

Que risa!!!.

El músico empezó a cambiar de repertorio y… aquello parecia más la feria de un pueblo Español que de un pueblecito costero frances…

Nos pusieron:
Un paso doble español, paquito el chocolatero, el toro enamorado de la luna… a tu vera, a la verita tuya… y un montón de canciones tipicas de “fiestas populares”.

(Hasta cantamos a grito pelado: la cabra, la cabra, la p*** de la cabra…lala larali lola…!!!. pero… no se lo digais a nadie… Que risa!!!.)

Y… aunque no os lo creáis… todo esto empapado con una sola copa, que nos costó un riñón explicarle al camarero como lo queríamos:

- No, no, no… en un vaso más grande!
- No, no, no… con mucho más hielo, mucho más!
- No, no, no… dale alegria a eso hombre!. Ponle un poquito más!
- No, no, no… solo no!. Con cocacola!. Por favooooooooooor!.

Cuando nos cansamos de montar el espectáculo… nos fuimos al hotel.

Yo duermo muy poco… y como no estaba cansada, me quedé fuera actualizando el blog.

Cuando llegué a la habitación, estaban las dos ya dormidas en la cama… Titi llevaba todo el día conduciendo y encima… la pobre… se habia puesto en medio de las dos camas… uuuuf…!. Se iba a dejar la espalda en medio!. … si la despertaba iba a ser peor…

En fin… me pegué mucho al borde para no agobiarla y me quedé dormida después de haber dado las buenas noches a la Luna de Sete desde la ventana de la habitación…

Si queréis seguir nuestro coche y saber cada diez minutos donde estamos… PODÉIS PINCHAR AQUI que es donde aparecen las posiciones de todos los coches en el mapa.

http://desafioxplora.com/blogs/mapa/