(Reporta: Mary Sings)

Después de desayunar en la terraza del hotel Italia de Sarajevo, y antes de ir a Mostar, nos fuimos a visitar los túneles de la guerra por donde la población se pertrechaba de víveres cuando Sarajevo estuvo sitiada por los serbios. Uno de los túneles q visitamos medía 800 m. y lo construyeron en sólo 4 meses (eso quiere decir q cavaron una media de 6 m. al día). Salimos impresionados de la visita….

Llegamos a Mostar y nos encontramos con el grupo del bueno, el feo y el malo y comimos con ellos junto al puente, en una terracita con sombrita, cosa q agradecimos, porque hacía un calor espantoso. Por eso mismo, y por ver tantos turistas, decidimos no hacer la paella en medio del puente q se le había ocurrido a jesús, y lo hemos dejado para más adelante.
Después de comer salimos con los 2 coches con la intención de llegar a Dubrovnic: primero pasamos por la frontera a Croacia, yllegamos a Dubrovnic en la costa Dálmata. Visitamos el castillo y metimos el coche en un parking con ascensor. Luego decidimos apurar hasta trasapasar la frontera de Montenegro, para poder avanzar al máximo e ir acercándonos a Turquía para intentar estar allí el día 11. Y después de recorrer casi 500 km., lo conseguimos y a las 22:30 estábamos acampando en un camping junto al

mar! Fuimos a cenar al pueblo vecino, Budva, que estaba en fiestas, y volvimos a dormir. Algunos, con la intención de hacerlo al raso, pero la aventura les duró poco y se acabaron metiendo en las tiendas, jeje…

O sea, q en 1 un día estuvimos en 3 países diferentes! Y aunque fue un poco cansado,  vale la pena, es algo impresionante!!