Recuerda a aquel chiste de vascos…


- ¿Algo más?

- No, gracias! Los supositorios ya me los compro en Madrid!