Fuimos a visitar la zona vinícola de Pohorje, al Noreste de Eslovenia, limítrofe con Austria. Aquellas viñas plantadas en pendientes de 45º nos hicieron compadecernos de los pobres viticultores…

Paramos en el bar de un pueblecito a probar la “vina” de la zona y conocimos a Emil, Janez y Simona. Ellos nos enseñaron la manera habitual de beber el vino: el spritzer (rebajado con agua gasificada). Nos invitaron a una ronda, luego invitamos a la última, siguieron invitando y a la cuarta nos tuvimos que ir, porque aquello no paraba nunca y había que seguir conduciendo!!

(Aquí se puede ver la evolución del tema …)

Salud, amigos!!