Warning: Creating default object from empty value in /var/www/www.desafioxplora.com/htdocs/blogs/wpmu-settings.php on line 45 MARY SINGS & THE JACKAL « « Página 2

14º Día: Última etapa: Burgas-Bucarest: Misión cumplida!!

(Reporta: Mary Sings)

Sí sí, tenemos que conseguir ese video!! Porque la actuación de la alegre señora irlandesa nos dejó estupefactos: cuando interpretó aquella canción de Meat Loaf, cada vez que llegaba a la estribillo nos provocaba un ataque de risa viendo como se tiraba por el suelo de rodillas y gritaba como alma poseída por el diablo!! jajaja, verdaderamente, aquel sonido espeluznante daba miedo! Así que a cada estribillo, un ataque de risa, pero  también un gran ovación y aplausos: al fin y a l cabo, era nuestra benefactora!!

El gracioso del vigilante de aquella urbanización con piscina, nos despertó a las 5:30h., por miedo a q viniera la dueña de los apartamentos y nos viera allí, a sí que a las 6 ya estábamos desfilando, después de descansar unas 3 horas escasas.

Desayunamos en una gasolinera y pusimos rumbo a Bucarest. Conduje yo un buen rato, haciendo de liebre a los Tragamillas por aquellas autovías interminables, mientras Blond y Jackal dormían un rato. Cuando entramos en zona de carretera, pedí relevo a mi compi, mientras Blond seguía en el séptimo cielo.

Luego llegamos a Rumanía, atravesando la frontera natural con Bulgaria: el Danubio, teniendo que esperar un buen rato al sol la cola. Tras unas 6  horas de conducción, llegábamos al hotel NH de Bucarest, después de que Blond nos ayudara a encontrarlo (él ya había estado unos días antes para preparar la entrega final de los vehículos). Allí nos encontramos con varios de los equipos : Los Clasicotes, El bueno y el feo (el malo se había ido la noche anterior a casa en avión, que por cierto cogió por los pelos!!), y el equipo de prensa. Nos acomodamos y Jackal y yo nos fuimos a comer algo a un centro comercial que estaba a unos 10 min. a pie.

Luego regresamos alhotel y estuvimos haciendo tiem

po para que llegaran el resto de equipos y el señor de la ONG que recepcionaba nuestros vehículos, y vaciando los coches para dejarlos a punto para la entrega. A eso de las 16h, hora oficial en que estábamos todos citados allí, los que estábamos empezamos a hacer los trámites del cambio de nombre de los coches. Alvaro aprovechó para entrevistar a algunos equipos y filmarlos, y otros estuvimos tomando algo, y firmando la camiseta sorpresa de “Desafío Xplora” que en la cena regalamos a Pedro por su 40 cumpleaños. Varios equipos llegaron tarde porque los Yumas se quedaron sin gasolina por el camino, y Quimivisa y Extremotor se quedaron a ayudarles. A eso de las 18h. estábamos haciéndonos todos, o casi todos, las fotos finales con los coches, delante del hotel. Yo me despedí de nuestro mercedes que tan bien se había portado todo el camino, sniff…. A las 8 salimos todos del hotel andando al centro, porque la organización nos invitaba a la cena final de despedida en un restaurante emblemático : el Caru’ cu Bere. Estuvo genial!!! Este restaurante del año 1879 es una de las cervecerías más antiguas de Bucarest , que conserva toda su elegante decoración y sabor antiguo. Pero tiene una curiosidad añadida: que amenizan las cenas con bailarines que sacan a bailar a los comensales. Nos reímos un montón, cuando empezaron a invitarnos a bailar, estuvo muy animado!! Espero que nos pasen algún video para poder colgar aquí.

Después dimos varias vueltas por las animadas terrazas, entremezcladas entre edificios históricos elegantemente iluminados (espectacular panorama!), al final decidimos entrar en un local de copas, con chicas que bailaban sobre la barra. Allí me despedí de todos, porque al día siguiente tenía q  madrugar mucho para coger mi avión a BArcelona.

Ya de vuelta al hotel, anduvimos un buen rato con Jackal y los Tragamillas. Hasta que nos dimos cuenta de que nos habíamos perdido y cogimos un taxi. Como

éramos  5,  le preguntamos al taxista:

- is it possible 5 people???

- yes!!! five, six, seven, eight…..!!!

- how many euros to the hotel??

- 50 euros!

jaja…. qué tío más divertido! estaba de guasa todo el rato. Y entre el apretujamiento (aquello parecía el coche de la carne!), sus bromas, y las vueltas q empezó a darnos a toda pastilla (decíamos q lo hacía parar poder cobrar los 50 euros), a Ricardo le dio la risa, y cuando Ricardo se ríe,  te tienes que reír tú también… Así q no tuve mejor despedida que estas últimas risas con nuestros compis de Burgos, los tragamillas, en aquel viaje alocado en un taxi Dacia (cómo no) por las calles de Bucarest!

Dormí unas 4 horas escasas, y Jackal se despertó para ayudarme a cerrar mi apretada maleta. Nos despedimos (snifff….) y cogí un taxi para el aeropuerto y a las 11.30, ya estaba en Barcelona.

Y éste fue el fin de mi aventura.

La de Jackal continúa un poquito más, porque se pensaba quedar por allí algún día más ayudando a la organización a entregar los coches….cosa que os contará en breve.

Gracias a todos! A los que habéis colaborado, a  mi compañero Jackal, a todos los equipos, y esta fabulosa organización de Rutas y Retos!!! Ah! Y a nuestro mercedes, que se portó genial!!

Un abrazo y hasta la próxima!!

13º Día: Istanbul-Burgas

(Reporta: Jackal)

Con un par de horas de sueño, el Jackal se levantó a desayunar con Mary Sings, que cuerdamente se había ido a la cama más temprano. A las 10, nos vino a buscar el autocar con guía que nos llevaría de visita a las famosas Mezquitas de Istanbul y a otros lugares de interés. Sin embargo, el Jackal no se sintió a gusto con el guía y con algunas actitudes de ciertas personas y decidió hacer el tour por sus cuenta.
La Mezquita Azul es verdaderamente un tesoro de la arquitectura, aunque no le llega ni a los talones al Taj Mahal. Un enorme edificio con una idem bóveda que da espacio a miles de musulmanes para que hagan sus oraciones. Lo que mas me gusto fue la alfombra pues, dada la costumbre musulmana de no adornar mucho sus templos, sentí que le faltaba algo. Eso si, esta cubierta por dentro de bellos mosaicos del color que le da nombre. A poco del final de la visita, se presentaron unos guardis de seguridad que intentaron echar al Jackal del edificio ya que, según ellos, el presidente venía a hacer sus oraciones. El Jackal, no muy dado a respetar las jerarquías autoritarias, se negó a apurar el ritmo y les dijo que terminaría su visita cuando el decidiera. Uno de ellos se río y los demás se quedaron ahí vigilándome hasta que me marché.
Luego Santa Sofía me decepcionó un poco. La habíamos visto por fuera el día anterior y su tamaño si impresiona, pero tampoco está como para tirar cohetes. Es muy similar a la Mezquita Azul (a la que sirvió de modelo) pero más vieja. Por dentro no hay mucho, pero bueno, vale la pena visitarla si pasáis por ahí.

Imagino que otros, incluído Mary Sings tendrán opiniones diferentes, pero esta es la mía.

Luego visitamos las cisternas subterráneas que algunos conocen como la Mezquita Sumergida. Me gustó mas ya que nunca había visto algo así, una especie de pasajes entre columnas medio bajo el agua. Me recordó a una escena de Indiana Jones III situada en Venecia.
Ya no pasé por el Gran Bazaar porque ya lo habíamos visto y simplemente callejeé haciendo fotos hasta llegar al hotel.
A las 16:00 volvieron los demás y raoidamente hicimos nuestras cuentas con el hotel y nos preparamos para salir con destino a Burgas en el Mar Negro, escala en nuestro camino a Bucarest.

La salida de la ciudad fue muy pesada, con muchísimo tráfico y muchísimo calor. Nosotros andábamos cortos de gasolina y no encontramos ninguna estación en la autovía, por lo cual tuvimos que desviarnos a un pueblo a repostar. Después nos dirigimos con dirección Malko-Tumanovo, la frontera entre Turquía y Bulgaria.

Ya en la frontera nos encontramos con el equipo de La Prensa y con los Tragamillas, cruzamos el puesto fronterizo sin problemas y tiramos en dirección Burgas, donde Mary Sings & The Jackal ya habían estado tres días antes. Al llegar a este resort veraniego, nos detuvioms para decidir que hacer, seguir tirando o buscar un sitio para pernoctar.

El equipo de La Prensa decidió seguir hasta Bucarest, sabiendo que llegarían ya de madrugada, pero nosotros (acompañados por Blon que se nos había unido) y los Tragamillas decidimos buscar un hotel en la zona. Después de todo algunos apenas habíamos dormido.

Utilizando el ordenador con interner que nos facilitó la organización (con los amables patrocinios de HP y Vodafone) buscamos un hotel con dos habitaciones. Lo encontramos pronto en un pueblo costero a 22 km. La sorpresa nos la llevamos al llegar a dicho sitio pues no tenían la reserva, ya que eran más de las 22:30 cuando la hicimos, y no tenían ninguna habitación o apartamento libre. Mientras solucionábamos el conflicto, nos sentamos a cenar en el chiringuito y pronto hicimos migas con un matrimonio irlandés que llevaba ya un rato de fiesta.

Al enterarse de que no teníamos donde dormir, la señora con la afición al vino nos dijo que nos podía facilitar unas colchonetas y que podíamos dormir en las tumbonas de la piscina. Al principio dicha amable invitación nos pareció un poco graciosa y desaconsejable, pero pronto nos convencimos de que no teníamos muchas opciones y que de todos modos sólo íbamos a dormir un par de horas.

En fin, que aceptamos la invitación. Pero no nos fuimos a la cama pronto. Resulta que la cena tenía show, ya que los irlandeses y otros que andaban por ahí se divertían dándole al karaoke. Mención especial a Maura, nuestra amiga, que nos deleitó con una versión extremadamente apasionada (arrollidada en el suelo incluída) de una canción de Meatloaf. Como agradecimiento, nosotros decidimos coger el micrófono y lucirnos con nuestras versiones de U2, The Police y ABBA. Hay videos pero no los tengo yo. Los subiré cuando me los envíen…

12º Día: Istanbul y Ceremonia Final

(Reporta: Jackal)

Antes de nada las malas noticias. Hoy nos hemos enterado que Javier, Joaquín y Toñín, del equipo 1100 Reino de León, no estarán aquí para la ceremonia final pues su coche ha roto y se han quedado en Macedonia, cerca de la frontera con Albania. Nos sabe mal la pérdida y les mandamos un fuerte abrazo a los tres.

Por la mañana salimos en grupo con la intención de ver algunos monumentos y pasar luego al Gran Bazaar. Decidimos no visitar las famosas mezquitas Azul y Santa Sofía pues estaban incluídas en el tour que la organización nos tenía preparado para el día siguiente.
Cogimos dos taxis que nos llevaron al gran palacio de Topkapi.
El calor ese día fue el peor que probablemente yo haya experimentado en mi vida. Cerca de 40º con una humedad asfixiante. Y este infierno se convirtió en el protagonista del día. La verdad es que el calor te quita la energía y las ganas de andar por ahí. Además, en mi opinión, el famoso palacio tampoco era la gran cosa y te cobraban como si estuvieras visitando Versalles y la torre Eiffel juntas.
Un par de salas más o menos decoradas y un par de colecciones de joyas. Nada que no hubiera visto antes.
Luego nos fuimos andando al Gran Bazaar y allí lo mejor fue que se estaba más a gusto, pero tampoco era nada del otro mundo y apenas y compramos un par de cositas.
Nuetra intención posterior era comernos un Kebab, lo cual hicimos, pero quedamos un pelín desilusionados, pues lo que nos dieron nada tenía que ver con lo que los fanáticos de dicho manjar mediterráneo comemos en España. Alguno se comió otro en otro restaurante y estaba un poco mejor.
Seguimos caminando por las callejuelas buscando algo más que ver, pero el calor nos hizo desistir. La mayoría cogió un taxi pero Mary Sing y yo nos subimos a un tranvía con dirección al hotel. El dichosos trenecito, olores tóxicos incluídos, se rompió apenas pasadas tres estaciones y llegamos al hotel andando. Descansamos un poco y nos preparamos para la gran cena.

La fiesta empieza con una sesión de fotos en la puerta y el lobby (con asistenc

ia de la prensa local) , seguida de un aperitivo en el bar del espectacular Barceló Topkapi, y ahí se nos unen unas amigas de Blon de Madrid. La cena es de buffet pero de buena calidad y el servicio exelente. Como siempre, nos ponemos hasta arriba de todo y las sonrisas y los brindis cruzan la enorme mesa.

Al final la organización nos hace entrega de los diplomas y más risas. El Jackal se ve obligado a repetir sus Haka (horrible, pues ya no se acuerda) y MAry Sings nos deleita en el lobby con algunas de sus canciones cantadas en directo (mención especial a Chus del BMyF que nos ayuda con la cuestión técnica).

Organizamos un botellón en la sala de fiestas con los pertrechos importados desde Europa sumados a los refrescos locales. No dura mucho pues las gargantas están muy sedientas. Luego nos vamos de juerga a varios garitos y volvemos ya desayunados al amanecer.

11º Día: Plodvid-Burgas-Istanbul

(Reporta: Jackal)

Bueno, ayer Mary Sings & the Jackal ambos escribieron su versión de la misma etapa. No porque hubiera divergencias, sino porque el Jackal no se dio cuenta de que esa etapa ya estaba escrita…
En fin, La máñana siguiente nos levantamos en el hotel Globus de Plodvid y desayunamos con el B, el M y el F, con los que ya llevábamos tres días viajando y con quienes lo habíamos pasado muy bien. Afrontábamos la última etapa y a mi me daba un poco de morriña el que se acabara el rally y quería parar en Edirne para visitar unas ruinas griegas. Pero viendo que Mary Sings no estaba muy por la labor de ver piedras, se me ocurrió la idea de sugerirele que nos pasáramos por el Mar Negro a darnos un bañito. Se lo propuse durante el desayuno y aceptó. Entonces nos despedimos temporalmente de nuestros colegas y salimos en dirección este hacia Burgas, Bulgaria.
El camino empezó por una buena autovía y se convirtió a los 100 km en una carretera secundaria, pero en buenas condiciones. Paramos un momento al lado del asfalto para comprar unas uvas y hacer unas fotos de los puestos de frutas.
Llegamos a Burgas a eso de las 14:30 y nos bañamos en la playa. No estuvo mal, pero el agua estaba caliente y no conseguimos refrescarnos.

Mientras zascandileábamos por ahí, vimos que estaban construyendo un escenario de grandes proporciones y Mary se acercó a uno de los guardias que vigilaban de que se trataba todo eso. Nos dijeron que ese finde se llevaba a cabo el Festival de Verano de Burgas, con la actuación estelar de Prodigy y otras conocidas bandas. Lástima que nos pillara en ruta.
El calor era insoportable y nos tomamos unas coca-colas antes de emprender el camino a Istanbul. Aquí, por cierto, tuve que desprenderme de mis queridas sandalias pues estaban más pa’llá que pa’cá…
La carretera hacia la frontera no era tan buena como las de esa mañana y tardamos casi dos horas en llegar al puesto fronterizo donde, como había poca gente, pudimos sacar el visado y los permisos del coche en tan solo 15 minutos. Ya en el lado turco la carretera volvía a mejorar y recorrimos los casi 280 km en menos de dos horas.
La vista de Istanbul desde las afueras es impresionante. Como toda gran ciudad, y estas, con sus más de 15 millones de habitantes lo es, la mancha urbana se extiende mucho mas allá de sus zona central. Grandes y numerosos edificios de viviendas y oficinas se intercalan con los minaretes de las incontables mezquitas.
Había más tráfico de salida que de entrada y preguntando sólo una vez llegamos al hotel Barceló Topkapi, donde la organización amablemente nos había invitado a una noche gratis.
Varios equipos ya habían llegado y tenían planes para salir a cenar. Mary Sings y un servidor no tardaron en arreglarse y bajar al lobby para, junto con Blon, coger un taxi al centro de la marcha del lado asiático: el Taxim.
Nuestra idea era cenar algo típico pero, en aras de la convivencia con otros grupos, sucumbimos a la propuesta de cenar en un restaurante tipo europeo, eso si, con muy buenas vistas de la ciudad.
La comida no estuvo mal, pero parece que nos equivocamos a la hora de pedir el vino y resulta que elegimos una botella bastante cara, cosa de la que nos enteramos al recibir la cuenta. Menudo sablazo, y no sería el último.
Dejamos atrás el disgusto financiero y seguimos a un par de chicas que nos llevaron a un par de garitos. La mitad del grupo, incluyéndonos a los pilotos que escriben este blog, no duró mucho y nos fuimos a la cama antes de las dos.

10º Día: Prizren-Sofía-Plodvid (II)

(Reporta: Jackal)

Nos levantamos pronto porque teniamos que alcanzar a el bueno, el malo y el feo en Pristina. Pronto los encontramos y nos paseamos un poco por esta la capital del estado mas joven de Europa.

Lo que mas nos llamo la atencion fue la amabilidad de la gente y el gran numero de carros blindados de la KFOR y las todoterreno de las Naciones Unidas.

Salimos poco despues del mediodia con direccion a Macedonia. Cruzamos la frontera a eso de las 14:00 y llegamos a la capital Skopje, aunque no nos detuvimos en ella pues seguiamos al otro equipo y ellos simplemente la rodearon. La razon fue que no querian entretenerse mucho entrando a una ciudad grande y preferian parar a comer en un pueblo mas pequenyo. Asi lo hicimos, y la comida, aunque muy buena, resulto un atracon digno del Desafio Explota.

Nuestro destino final era Plodvid en Bulgaria, aunque el B el M y el F querian seguir una ruta directa y nosotros queriamos desviarnos hacia el norte para ver un poco de Sofia. Al final ellos tambien pasaron por Sofia y llegaron despues de nosotros al Hotel Globus en PLodvid. Cena ligera de ensaladas y a la camita.

10º Día: Prizren-Sofía-Plodviv


(Reporta: Mary Sings)

Desayunamos en el hotel de Prizren: Jackal una tortilla q ocupaba un plato, y yo un queso no apto para hipertensos, con medio kilo de sal, que me ha tenido amorrada a la botella de agua todo el día, jeje… Salimos hacia Pristina, capital de Kosovo, y nos encontramos con los chicos en la plaza de Newborn, literalmente, “recién nacido”, como lo es este incipiente país autodenominado así hace 2 años y no reconocido por la UE, a pesar de estar lleno de banderitas de fondo azul con el círculo de las estrellas. Jackal dice q tienen 27 estrellas, cuando la verdadera del a UE sólo tiene 12 según el tratado de Maastricht. Con lo cual, no son las auténticas. Estas banderas falsas las hemos visto en otros países como Albania, Montenegro, Croacia y Bosnia, y ninguno de ellos son en realidad países miembros. Desde la plaza dimos una vuelta por el centro, visitando la avenida Bill Clinton, q aún no se ha acabado de construir (y lo q le falta!) y ya van por el 2º presidente posterior… A la salida nos hicimos un pequeño lío para quedar con los 2 coches y nos hemos alcanzado por la ruta hacia Skopje, justo un poco después de atravesar la frontera de Macedonia (otro sello en el pasaporte para la colección!!!) que pasamos de largo para para a comer más adelante, en Kumanovo. Allí nos hemos dado cuenta de q, aparte de barato, se come más que en Galicia, y trabajo nos ha costado meternos en los coches con toda la sangre del cuerpo concrentada en el estómago! Allí, Jackal y yo hemos decido a pesar de todo de ir a Sofía, y ellos han avanzado directamente a Plodvid, más cerca de Bulgaria. Eso nos va a hacer retrasarnos un poco y dar más vuelta (100 km de propina), pero .. la aventura es la aventura!Les hemos dejado encargado a los chicos q nos reserven noche en su hotelito, y aunq lleguemos tarde, habremos marcado una lucecita más de nuestro GPS en el mapa!!

(…..)

Acabamos de estar en Sofía y hemos dado una vuelta con el coche por el centro, hemos hecho un par de fotos a todo trapo y charlado con algunos lugareños desde el coche… bueno, básicamente, les hemos preguntado por dónde se va a Plodviv… es que el tiempo no daba para más! Después de esquivar varios carriles de tranvía y de ver lo mal q conducen esta gente, hemos salido hacia la autovía, dejando a lado y lado un montón de edificios modernos y de lujo (se nota q esto ya es Europa!) y cuando estábamos a punto de salir de Sofía, Jackal ha dicho:
- Si no hemos pisado Sofía!
A continuación, ha parado el coche en el arcén y con los cinturones puestos, hemos pisado con las dos plantas de los pies el suelo!
- Yeah, baby! Ahora si!
jaja… Ahora vamos por la autovía, (aunq ya es de noche y aquí no gastan mucho en iluminación )a ver si los chicos nos han reservado una habitación, ese será nuestro premio de hoy! Hasta mañana!

Ah! por cierto!!! He batido mi récord personal, y creo q tardaré en superar esto: EN 32 HORAS HEMOS PASADO POR 5 PAÍSES!!! UN SELLO, Y OTRO, Y OTRO……YEAH, BABY!!! GENIAL!!

9º Día: Kotor-Albania-Prizren


(Reporta: Mary Sings)

Al despertarnos, los chicos se fueron a correr un poco mientras yo desmontaba el campamento. Más tarde, desayunamos en Budva unas populares madalenas de piedra sin azúcar, jamás las olvidaremos!. Fuimos con los chicos del bueno el feo y el malo por el camino de la costa, pillamos caravana y un calor horrible. Y luego, atravesamos la frontera de Albania y el cambio fue brutal: pobreza, gasolineras q se caían a trozos, bombeando gasonila a 4 por hora, con gente q nos cobraba cosas diferentes según les pareciera… todo muy rural… y después nos tocaron unos 200 km de puerto de montaña, lleno de curvas, con carreteras sin guardarraíles, y con varios valles… fue un poco estresante y cansado. Y al fín llegamos a la frontera de Kosovo donde nos recibieron con una sonrisa de oreja a oreja diciéndonos q pagásemos el seguro del coche: 40 euritos de nada… de ahí la sonrisita… Luego, los chicos se fueron hacia Pristina y nosotros nos detuvimos pq el coche sufrió mucho y nos pedía agua. Dormimos en Pritzren, con la intención de levantarnos temprano para visitar Pristina y salir desde allí con los chicos…

8º Día: Sarajevo-Dubrovnic-Kotor


(Reporta: Mary Sings)

Después de desayunar en la terraza del hotel Italia de Sarajevo, y antes de ir a Mostar, nos fuimos a visitar los túneles de la guerra por donde la población se pertrechaba de víveres cuando Sarajevo estuvo sitiada por los serbios. Uno de los túneles q visitamos medía 800 m. y lo construyeron en sólo 4 meses (eso quiere decir q cavaron una media de 6 m. al día). Salimos impresionados de la visita….

Llegamos a Mostar y nos encontramos con el grupo del bueno, el feo y el malo y comimos con ellos junto al puente, en una terracita con sombrita, cosa q agradecimos, porque hacía un calor espantoso. Por eso mismo, y por ver tantos turistas, decidimos no hacer la paella en medio del puente q se le había ocurrido a jesús, y lo hemos dejado para más adelante.
Después de comer salimos con los 2 coches con la intención de llegar a Dubrovnic: primero pasamos por la frontera a Croacia, yllegamos a Dubrovnic en la costa Dálmata. Visitamos el castillo y metimos el coche en un parking con ascensor. Luego decidimos apurar hasta trasapasar la frontera de Montenegro, para poder avanzar al máximo e ir acercándonos a Turquía para intentar estar allí el día 11. Y después de recorrer casi 500 km., lo conseguimos y a las 22:30 estábamos acampando en un camping junto al

mar! Fuimos a cenar al pueblo vecino, Budva, que estaba en fiestas, y volvimos a dormir. Algunos, con la intención de hacerlo al raso, pero la aventura les duró poco y se acabaron metiendo en las tiendas, jeje…

O sea, q en 1 un día estuvimos en 3 países diferentes! Y aunque fue un poco cansado,  vale la pena, es algo impresionante!!

7º Día: Zagreb-Sarajevo

(Reporta: Jackal)

La cena de la noche anterior fue una amable invitación de Rutas y Retos y con la colaboración de la Oficina de Turismo de Croacia. La juerga posterior, duró hasta la madrugada y nos levantamos ya casi a la hora de entregar la habitación (también cortesía de la organización). Nos hicimos unas fotos de grupo en el parking y, saliendo del hotel, pasamos por el monumento a Drazen Petrovic, el malogrado baloncestista croata del Real Madrid y los New Jersey Nets, también para hacernos unas fotos.
El Jackal estaba un poco machacado y Mary Sings se ofreció a conducir. Primero, hasta Brod, en el sureste de Croacia y, después de cruzar la frontera con Bosnia, a través de los sinuosos y lentos caminos que nos llevaron a Sarajevo /(en total, 7 h. de camino!).
Esta gran y famosa ciudad ha cambiado mucho desde los días de la agresión serbia. Queda muy poca evidencia de los bombardeos y de la masacre acaecida a mediados de los años 90 y la gente es muy alegre y amable. Pronto encontramos un chaval que hablaba muy bien inglés y no nos costó mucho trabajo encontrar el hotel. Sin mucha dilación, nos fuimos a cenar al centro histórico con los Yumas y con el equipo de la prensa.

6º Día: Trieste – Ljubljana

(Reporta Mary Sings)

Hoy hemos salido de Trieste y hemos cruzado la frontera hacia Eslovenia, que está a escasos minutos de allí. Al pasarla, Jesús se acordó de que había q pagar la “viñeta”, una pegatina parecida a la de la itv que nos dará derecho a pasar los peajes sin pagar mientras estemos por aquí. A los pocos kilómetros nos hemos desviado hacia las cuevas de Postojna, aunque finalmente no las hemos visitado. A continuación hemos llegado a Bled, un lago espectacular con un islote en el centro que tiene una iglesia q le da un toque muy pintoresco, y hemos subido al castillo. Allí nos hemos encontrado con varios equipos, y hemos decicido ir a dar una vuelta al lago en bici. Pero al ir a reservarlas, no quedaban disponible, y después de estar un rato por allí, hemos salido hacia Ljubljana. Despuésd e hacer el check in en el hotel, hemos picoteado algo y luego nos hemos ido a dar una vuelta con el grupo por el centro histórico, hasta el castillo, donde nos ha sorprendido un chaparrón que nos ha dejado a algunos caladitos…. Por la noche, fuimos con todo el grupo a un restaurante típico del centro, y tuvimos ocasión de degustar platos típicos de la zona, postres incluidos, y luego fuimos a una disco a escuchar la música maquinera q pinchaba una discjokey muy guapa, pero con muy mal gusto musical! Jeje… Esta mañana iremos a visitar las q se suponen q son las viñas más antiguas y luego pondremos rumbo a Zagreb (Croacia), donde tenemos el próximo meeting point de grupo, y donde la organización nos tiene preparadas unas actividades sorpresa…. Ya os contaremos qué tal!