Tras haber pasado por Ljubliana, Zagreb y Belgrado hemos llegado hoy a Bulgaria…

Aquí estamos visitando a Sotiños en su pueblo perdido de la mano de Dios en la frontera búlgara con rumanía… cuando hemos cruzado la frontera y le hemos contado al policía que nos ha preguntado que íbamos a Vidin de vacaciones nos ha puesto cara de “y que coño vais a hacer allí?” jjejeje

Pero muy bien, la verdad, hemos visto la obra que está haciendo, un viaducto enorme sobre el danubio que cruzará a rumanía (a ver si puedo subir unas fotos del móvil…) una buena cenita típica búlgara, y una copa… por cierto, os tenemos que hacer un resumen gatronomico de los países visitados, que es sin duda lo que mejor se nos ha dado hasta ahora, aparte de evitar el pago de multas serbias  ;-)

We’ll keep (barely) in touch

Pablo